Concurso Einstein 2017: mención especial

“Salvar Vidas, salvar al mundo”


Autor: Lucas Adlerstein

Tutor: Sebastián Palatnik

Introducción

Cada persona es única, especial...

Para el año 2012, la organización “Luchemos Por La Vida” dio a conocer que en nuestro país ocurrían 120.000 accidentes de tránsito anuales. Esto equivale a poco más de 320 accidentes por día, dentro de los cuales el 35% (112 accidentes diarios y 42.000 anuales) son graves.

En los accidentes de tránsito no solo podemos decir que el dañado es el vehículo. Siempre hay vidas comprometidas debajo de ese casco (si es que se está usando), choferes y acompañantes en autos y lógicamente peatones. Las vidas involucradas en accidentes de tránsito son muchas, tanto una persona yendo a trabajar como otra dirigiéndose al supermercado o a buscar a su hijo a la escuela.

En los accidentes de tránsito, existen al menos dos partes involucradas y es por esto que no siempre alcanza con salir cuidadosamente a la calle. Hay veces en las que un tercero es quien causa el accidente.

En cada Hospital público de Buenos Aires se registran por semana alrededor de seis personas en estado de inconsciencia, de las que se desconoce detalle médico e identificación. Si este número lo multiplicamos por 27 Hospitales Públicos dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y esto lo sumamos a los 77 Hospitales Públicos dentro del Gran Buenos Aires obtenemos una cantidad de 624 personas por semana en estado de inconsciencia con la posibilidad de ser asistidas correctamente y en el menor tiempo posible por el personal médico de turno para así terminar salvándole la vida, porque un minuto puede ser decisivo entre la vida y la muerte.

Y como digo al comienzo, cada persona es única e igual de importante y, para atenderla de urgencia y poder salvarle la vida, no solo la intención del médico de guardia es lo que vale. La información que yo llamo vital es lo que falta cuando la víctima está inconsciente y no hay familiares en el lugar para reponer el historial clínico faltante o detallar particularidades a tener en cuenta del herido.

El Talmud, en el cual tanto Albert Einstein y yo nos respaldamos, dice: “Quien salva una vida, es como si salvase el mundo entero”.
Con este proyecto, esperamos salvar varias vidas y por ende, al mundo entero.

El Problema

Supongamos que una mujer llega al hospital en ambulancia y necesita urgentemente una transfusión de sangre. Lo que en general hacen los médicos es una prueba de histocompatibilidad (para determinar grupo y factor sanguíneo) que tarda tan solo unos minutos, me pregunto: ¿qué pasa si pudiéramos bajar el tiempo de minutos a segundos?
Posterior a esta prueba, los profesionales buscan en la heladera del banco de sangre la específica para el paciente (perdiendo más tiempo) y finalmente proceden con la transfusión. Peor aún, no siempre en todos los hospitales está disponible la cantidad de sangre necesaria del grupo sanguíneo que se precisa y esto lleva a demorar más y más tiempo, finalmente agravando el problema.

Por lo tanto, ¿y si sabemos de antemano qué tipo de sangre va a necesitar el paciente? ¿si además se pudiese consultar con anticipación si en el banco de sangre del hospital está disponible el grupo y factor sanguíneo correspondiente o si es necesario solicitarlo a la red de hospitales?
Teniendo la información necesaria durante el trayecto de la ambulancia hacia el hospital, facilita mucho las cosas permitiendo asistir al paciente más rápido y con efectividad para así poder salvarle la vida.

Hace pocos años un conocido iba caminando por la calle y se topó con una persona en el suelo casi-inconsciente, intentó hacerla reaccionar pero sin tener respuesta llamó inmediatamente a una ambulancia. Resultó ser que esta persona era diabética y el médico a cargo no contaba con esa información. ¿Y si el médico hubiese podido administrarle azúcar, enfrentar el shock hipoglucémico logrando recuperar la conciencia y previniendo daño neuronal que en la mayoría de los casos es irreversible?

O tal vez podamos pensar este caso: 7AM, gente yendo a sus trabajos y una moto hace una mala maniobra dando lugar a un choque con otro auto. El conductor de la moto se golpea fuertemente la cabeza y paralelamente quienes ven el choque deciden llamar a la ambulancia. Cuando ésta llega revisa a la víctima y diagnostica un traumatismo de cráneo. Cuando el médico le suministra corticoides al paciente (procedimiento habitual), éste comienza a tener dificultad respiratoria pudiendo así causar una asfixia completa.
¿Y si el médico de la ambulancia hubiera sabido previamente a proceder con cualquier tipo de intervención que el paciente es alérgico a los corticoides para prevenir que se edematizara (hinche) la glotis y así prevenir una asfixia?

Está claro que necesitamos innovar en uno de los momentos más decisivos de salvar una vida, cuando ocurre el hecho o en el primer auxilio. En los tres ejemplos podemos notar un patrón: se necesita contar con 1) la información correcta, 2) en el tiempo adecuado e 3) información accesible y clara. Los 3 tienen problemas hoy no solucionados o solucionados individualmente: falta la información correcta, tarda demasiado tiempo y no está accesible, ni clara.

Soluciones Actuales

Hoy en día existen soluciones para conocer el historial médico de la población que son muy poco conocidas, con muchas restricciones, caras y poco masivas. El derecho a la vida debería ser universal y que no influya el nivel socio económico y cultural. Las soluciones actuales olvidaron estas premisas, pero ni Einstein ni yo lo hemos hecho, y como muy bien dijo él:
“Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es inútil”.
No debemos juzgar ni segmentar el derecho a la correcta y efectiva atención médica de nuestro cuerpo y es por eso que creo necesaria la igualdad de soluciones para todos los niveles adquisitivos.
El nivel socio económico con acceso a la tecnología de Apple va a poder hacer uso de otra opción, tener en mi Iphone o en mi Apple Watch, celular o reloj inteligente respectivamente mis datos: Nombre y Apellido, Foto, Padecimientos Médicos, Notas Médicas, Alergias y Reacciones, Medicamentos, Grupo y Factor Sanguíneo, Donación de Órganos, Peso, Estatura y Contacto de Emergencia.
Pero me pongo a pensar y me pregunto: ¿tenemos que tener la posibilidad de comprar un Iphone para dar lugar a que los servicios de emergencias nos asistan mejor y más rápido?

Si nos preguntamos cuántos usuarios de Apple hay en Argentina, nos damos cuenta rápidamente de que representan un sector minoritario de la población. Si nos preguntamos cuántos de esos usuarios conocen esta función, la respuesta es casi nula. ¿Y si le sumamos que el médico del hospital debe conocer la función también, y la ambulancia que asiste al paciente en primer lugar? Este panorama nos da la pauta de que la solución planteada por Apple es insuficiente. Y esto es solamente en Argentina…

También existen unas pulseras con un código QR por medio de las cuales se escanea el mismo y se obtiene toda la información de la persona (Nombre, Apellido, Fecha de Nacimiento, Grupo y Factor Sanguíneo, Alergias y por otro lado Nombre, Apellido, Email y Teléfono de dos datos de contacto). Sin embargo, este servicio cobra U$D10 por cada pulsera y después U$D15 mensuales por tener la información vital del usuario y ayudarlo.
Una de las contras de este servicio es que ir transitando con información valiosa y personal por la calle puede dar lugar a que caiga en manos de un tercero con malas intenciones. No hablamos de información protegida como en el teléfono, sino accesible y disponible sin ningún patrón de desbloqueo.

Como conclusión, tanto el caso de Apple como el del código QR se presentan como soluciones insuficientes para el problema de la primera atención efectiva y urgente de un paciente. Ambos casos determinan un monto que deja afuera a gran parte de la población. En segundo término, y sobre todo en el caso del código QR, no se preserva la información vital del usuario de manera segura.

En resumen, los problemas arriba mencionados: falta la información correcta, tarda demasiado tiempo y falta de accesibilidad. Las soluciones actuales presentan problemas de acceso colectivo y de seguridad de los datos.

Y como muy bien dijo Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, y ahí comienza la segunda etapa: la ideación.

Proceso de Ideación

Utilizando Argentina como caso de ejemplo, no toda la población tiene celular y los que tienen, solo el 11% tiene un Iphone. Sabiendo que no todos tienen la capacidad económica de afrontar un gasto de U$D15 mensuales más U$D10 del comienzo, pero sabiendo perfectamente que todos tenemos el derecho a ser atendidos de la mejor manera posible, de facilitar datos al personal médico que puede salvar nuestra vida en cualquier momento, estoy seguro de que hay algo más por hacer, innovar.

Pensando en la necesidad de hacer masivo el acceso a esta herramienta, en un principio la idea era crear una aplicación tanto para smartphones Android, IOS y Windows Phone además de Sitio Web. En el que cada usuario que lo desee pueda ingresar “Nombre”, “Fecha de Nacimiento”, “Grupo y Factor Sanguíneo”, “Alergias”, “Medicamentos/Tratamientos”, “Observaciones” y por otro lado dos celulares y mails de contacto. Al completar el ingreso de datos, la plataforma da la opción de imprimir un Código QR para acceder rápidamente a esta información, guardarlo o enviarlo por email como imagen o en una hoja A4 con el código repetido y distribuido en la hoja listo para enviar a imprimir y para guardar en distintos lugares.

Por el otro lado, la ambulancia cuando llega al lugar, descubre en la billetera, bolsillo o casco el Código QR para escanear y así conocer el historial médico de la persona a asistir.
Pensando en el problema de la seguridad, lo esencial es que no cualquiera pueda leer el Código y para esto la ambulancia deberá estar registrada como tal en el sistema en el cual el hospital debe validar los datos de las mismas para acceder a la funcionalidad de Usuario Médico.

Para notificar la urgencia, en la aplicación aparecerán los datos y por debajo de esta información vital habrá un botón que diga “Avisar a familiares la derivación al Hospital Fernández” ya que sabemos que la ambulancia está registrada por este hospital y por debajo de esto un botón diciendo “Cambiar hospital de derivación” por si existe el caso en que se deba ir a otro hospital por diferentes motivos.

Al apretar este botón, en cuestión de segundos se enviará una alerta a los familiares por SMS y Email avisando que están trasladando al accidentado hacia el Hospital Fernández. De esta manera y con una encriptación por detrás, nunca se dará a conocer los datos de contacto de los familiares o amigos que uno establezca en un principio, preservando así la seguridad.

Primera versión de la idea arriba de la mesa para salir a validar. No llevó mucho tiempo obtener el primer feedback, ya que yo mismo viví el problema de mi V1 (versión uno).
Un domingo con mi familia estábamos por almorzar, tenía que ir al supermercado a comprar una gaseosa y le pedí plata a mi papa. En el camino lo único que tenía eran las llaves de mi casa y los cincuenta pesos que me habían dado. No tenía ni celular ni billetera, no tenía teléfono, no tenía identificación. La frustración rápidamente llegó al darme cuenta que mi V1 no tenía probabilidad de éxito y dependía de muchos factores. Se me ocurrió pensar qué cosas sí tenía conmigo en ese momento: llaves, dinero y… ¡Eureka! Tenía algo que nunca me olvido, algo que todos nosotros tenemos siempre, algo único e irrepetible como las personas, todos tenemos nuestras huellas digitales. La V2 tenía más sentido.

El Proyecto

Todas las personas, todos los seres humanos somos diferentes y si hay algo que lo prueba son las huellas dactilares que hoy en día permiten desbloquear algunos teléfonos.

En la página anterior propuse que estemos obligados a tener un Código QR con nosotros y debía ser encontrado por el personal de emergencia, pero de esta manera el código está incorporado en nosotros desde el momento en que nacemos, es solo cuestión de usar nuestros dedos para un bien con nosotros mismos.

El médico en la ambulancia coloca el dedo en un lector, mismo del smartphone con la aplicación o un lector externo conectado. Si la ambulancia está habilitada se brindará al médico la información vital en un instante y se le podrá avisar a los familiares a donde se está trasladando al paciente.

Estamos hablando de los siguientes puntos:

- Sistema propio de guardado de huellas dactilares junto a datos de contacto.

- Integración con sistemas gubernamentales que den acceso a las mismas para incorporar a la base de datos.

- Aplicación Mobile para la ambulancia/médico registrado.

- Funcionalidad de Escáner Dactilar para reconocimiento.

- Envío privado de información a datos de contacto encriptados.

La V2 está definida.

Cómo Funciona

Registro

Por un lado, tenemos el registro profesional (médicos y paramédicos de cada hospital) en el cual, yo voy a crear un usuario para el director médico y jefe de urgencias, en el que accediendo al sitio web del proyecto van a poder crear usuarios para sus médicos y paramédicos, además de eliminar el usuario cuando lo consideren necesario.
Y por otro lado está el registro de cada persona en el cual el Estado tiene guardados en un sistema llamado SiBios los datos biométricos (huellas dactilares) de toda la población, y en caso de alguien no tener su huella en el sistema estatal podría introducirla a través de la aplicación. En el momento en que una persona desea registrarse para tener su información vital al servicio de su propia atención médica únicamente tiene que completar en el sitio web su número de trámite de DNI (número único por documento argentino, el cual gran parte de la población desconoce pero está en cada DNI), Nombre, Grupo y Factor Sanguíneo, Fecha de Nacimiento, Alergias, Observaciones y Calendario de Vacunación Completo, además dos celulares y mails de contacto. Con esos datos ya estaría la huella dactilar enlazada con la información de cada persona y sus datos de contacto.

Accidente

A la hora del accidente, cuando llegan los servicios de emergencia, si la víctima está registrada en nuestra base de datos puede ser escaneada rápidamente por el médico de la ambulancia y en un instante se verá la información vital de esa persona como podemos ver en la imagen debajo:

 

1. Escaneo del Paciente.
2. Información Vital.
3. Confirmar Derivación.

 

El sistema nota que el médico está registrado en determinado hospital y entonces sabe que el paciente será trasladado al mismo, y es por eso que hay un botón que dice “Notificar Derivación” y cuando el médico lo aprieta se le pide la confirmación del hospital y en caso de no ser así se cambia el destino, como podemos ver en el ejemplo arriba.

Por otro lado, creo que es necesario monitorear las consultas que hace cada usuario (médico o paramédico perteneciente a un hospital) para acceder a los datos del paciente. Volvamos al ejemplo de la ambulancia del Hospital Fernández que está ubicado en Palermo. Marcos es el médico de la ambulancia de este hospital, pero sin embargo llega una consulta al sistema de Marcos queriendo acceder a datos de un usuario en San Miguel, entonces el sistema automáticamente envía una alerta para avisarme y tomar las medidas necesarias. En la imagen vemos los usuarios de un hospital y el director médico (quien puede dar de alta y baja las subcuentas) en celeste.

Ventajas Competitivas

La información va a ser correcta por tratarse de una huella. No tarda demasiado tiempo y está accesible. La información llega clara y concreta al médico. Es de acceso masivo y la seguridad de la información la cuida el mismo sistema mediante métodos de encriptación.
Por otro lado es importante recalcar que no hay restricción a ningún nivel socioeconómico ya que el gasto es muy poco y no habría un costo por usuario o demás. Las huellas digitales de los argentinos ya están en SiBios y el usuario lo único que tendrá que hacer es completar sus datos.

Proyección

Para empezar, el objetivo es alcanzar tener en el primer trimestre (posterior al lanzamiento) más del 70% de hospitales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y al menos 500 registrados. Llegando al final del primer semestre me gustaría tener todos los hospitales de CABA y más de 10.000 personas registradas.
Para el segundo semestre, abriría las puertas al Gran Buenos Aires, siendo más fácil acceder al tener ya los hospitales de CABA inscriptos, además de 40.000 usuarios en todo Buenos Aires. A partir del primer año me enfocaría en Córdoba y Mendoza para ya completar con estas provincias al año y medio para ya expandir el proyecto para todo el interior del país y así poder mejorar y agilizar la atención médica para finalmente salvar vidas.

Conclusión

Se puede decir que lo más valioso que tenemos es la vida y que sin ella no somos nada, no tenemos sueños ni deseos, metas ni objetivos y por eso creo que es necesario cuidarla y hacer lo posible por mejorar nuestra atención médica para salvar vidas y por ende, al mundo. Einstein escribió en su libro titulado “Sobre la teoría de la relatividad especial y general” publicado en el año 1916 que: “El mundo de estos seres es finito y sin embargo no tiene límites”, en base a esa cita creo que podemos ver el hecho de que puede pasarnos algo, que no somos inmortales pero sin embargo podemos hacer cosas sin límites, yo creo que tomar las medidas necesarias para facilitarle a los servicios de emergencia nuestra información vital e innovar son dos de todas ellas.

Sobre mi

Soy Lucas, tengo 16 años y me considero un chico al que le gusta aprender todos los días. Soy un apasionado por la medicina y la informática. Soy curioso, me preocupan los 100 años de vida en el mundo y me veo en muchos trabajos diferentes intentando mejorarlo.
Me gusta hablar, debatir, escuchar; idear me inspira y me hace pensar, soy muy gracioso y tengo un gran sentido del humor. Participé en las olimpiadas de economía nacionales (Programa de Difusión Bursátil) logrando estar entre los 120 mejores participantes. Actualmente participo en las olimpiadas de salud y tecnología en el ITBA. Estudio la especialidad Informática en Escuela ORT, estoy en el segundo año del Curso de Líderes de OHA Macabi y ayudo a mi papá doctor en la digitalización de su rutina.

Bibliografía

“Sobre la teoría de la relatividad especial y general”, Albert Einstein, 1916.

“El mundo como yo lo veo”, Albert Einstein, 1949.

Fuentes

http://www.infobae.com/2015/04/27/1725074-argentina-el-pais-menos-usuariosiphone-la-region/

http://luchemos.org.ar/es/estadisticas/generales/quienes-como-y-donde-cifrasdetalladas-de-accidentes-de-transito-en-argentina-2013