Un virus puede prevenir infecciones bucales

Investigadores de la Facultad de Odontología de la UHJ proponen una manera de eliminar la infección generada por el virus llamado bacteriófago diminuto, que se encuentra en aguas residuales de Jerusalem.

Según el Dr. Ronen Hazan, “La idea de utilizar los fagos como fármacos antibacterianos no es nueva. Esta terapia se propuso a principios del siglo XX, pero luego fue abandonada por varias razones, incluyendo el éxito de los antibióticos químicos. Ahora nos encontramos en el umbral de una nueva era con las limitaciones de los antibióticos sintéticos y la aparición de cepas resistentes a los antibióticos de las bacterias. Por lo tanto, es el momento adecuado para mirar de nuevo en lo que ofrece la madre naturaleza en la batalla contra las bacterias. Como esta investigación muestra, los bacteriófagos pueden resultar una herramienta eficaz en el desarrollo de nuevos fármacos”.

Bacteriófago EFDG1 visualizada por microscopía electrónica de transmisión (TEM) en un aumento de 20.000-30.000 veces.
Tenga en cuenta que algunos fagos todavía están limitados a los restos de las bacterias muertas

 

Marzo de 2015