• Home
  • Noticias
  • “Nuestras relaciones con la Argentina son más que fructíferas”

“Nuestras relaciones con la Argentina son más que fructíferas”


Embajador Yossi Gal

El Embajador Yossi Gal, Vicepresidente para Relaciones Externas de la Universidad Hebrea de Jerusalem, mantuvo una entrevista con ItonGadol en la que destacó: “América Latina presenta áreas de especialización únicas junto con investigadores de excelente nivel, con los cuales trabajamos ya desde hace años y por supuesto estamos interesados en continuar a futuro”.

Diplomático de carrera y ex alumno de la Universidad Hebrea, Gal recientemente se desempeñó como Embajador de Israel en Francia y Mónaco (2010-2015).

Entre diversos cargos, fue Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel; encabezó el proceso de adhesión de Israel a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); y lideró las negociaciones para mejorar las relaciones de Israel con la Unión Europea.

-¿Qué importancia le da la Universidad Hebrea de Jerusalem a la cooperación con instituciones o universidades de América Latina?
-Como universidad líder en el mundo en una amplia gama de campos, nos es importante la cooperación con toda institución de investigación en el mundo, incluidas las de América Latina. El éxito en la investigación se apoya en gran parte en el trabajo en conjunto entre investigadores, cuya especialidad de cada uno de ellos se complementa con la del otro. La ciencia no conoce de límites y está construida en gran medida en la cooperación entre investigadores.

Además, la cooperación se suscribe con la estrategia que diseñamos para nosotros mismos el último año, con el objetivo de ampliar nuestro internacionalismo y continuar mejorando constantemente. Esto se ve expresado en nuestro éxito y en nuevos descubrimientos, los cuales se ven reflejados en publicaciones científicas y becas de investigación que reciben nuestros investigadores.

América Latina presenta definitivamente áreas de especialización únicas junto con investigadores de excelente nivel, con los cuales trabajamos ya desde hace años y por supuesto estamos interesados en continuar a futuro.

-¿Cómo califica las relaciones de la Universidad Hebrea de Jerusalem con la Argentina?
-Nuestras relaciones con la Argentina son más que fructíferas. El mes pasado celebramos 80 años de actividades de la oficina de nuestros Amigos en Argentina. Es importante destacar que nuestro grupo de Amigos existe previamente a la creación del Estado de Israel, lo que refleja la conexión entre la universidad y la comunidad científica en Argentina.
Tenemos una gran cantidad de visitas mutuas, tanto nuestras a la Argentina, como de investigadores, ministros y altos funcionarios de Argentina que vienen a nuestro campus con el objetivo de fortalecer la cooperación y crear nuevos lazos que beneficien a ambas partes.

Me gustaría aclarar este punto con dos ejemplos. Una es que debido a la aprobación de la Ley de Cannabis Medicinal en Argentina, celebramos hace aproximadamente un año la primera conferencia internacional en el país sobre el tema con los mejores expertos del Centro de Cannabis Medicinal que tenemos en la universidad. El profesor Rafi Mechoulam, quien investiga las propiedades del cannabis y sus sustancias activas y su conexión con el cuerpo humano, es uno de los principales investigadores en este campo y ya lleva más de 60 años.

Por otro lado, los expertos de nuestra universidad del Centro de Estudios Estratégicos Shasha visitaron hace aproximadamente un año Argentina para participar de una conferencia conjunta junto al programa Argentina 2030, con el objetivo de ayudarlos a proporcionar las mejores herramientas para el éxito en tan importante proyecto.

En conclusión, estamos preparados para desarrollar más contactos en cualquier otra área en la que podamos ayudar a obtener el éxito en los proyectos importantes para el país.

-¿Cómo es el trabajo de la Asociación de Amigos de la Universidad Hebrea de Jerusalem en Argentina?
-Como ya remarqué, la asociación de Amigos existe ya desde hace más de 80 años y es un factor decisivo tanto para posicionar a la universidad como institución líder entre los centros de investigación en el mundo, así como para crear los lazos correctos con los factores locales con los que nosotros cooperamos.

Cabe destacar que ser líder en el mundo en el campo de la investigación y la creación de conocimiento es parte de nuestro compromiso de crear un mundo mejor en el campo de la medicina, en el mundo de High Tech, creación de mejores alimentos y en el uso de nuevas tecnologías, y en dar herramientas innovadoras para una sociedad mejor y más justa.

-¿Cuáles serán los próximos eventos a futuro?
-Actualmente estamos trabajando en un evento en el campo de la Psicología, que es un área muy importante y desarrollada en Argentina. También lo es en Israel, que se encuentra muy avanzada desde que Sigmund Freud tomó hace ya más de cien años la decisión de crear la Universidad Hebrea de Jerusalem, junto a otras figuras de alto nivel como Albert Einstein, Martín Buber, Jaim Weitzmann, quien más tarde fuera presidente de Israel, Jaim Najman Bialik, y otras personas importantes.

-¿Cómo califica el último evento que tuvo lugar en Punta del Este?
-El fin de semana en Punta del Este estuvo compuesto de varios eventos en diferentes áreas, por lo que fue muy variado y le dio a cada uno la posibilidad de decidir por lo que más le atrae o le genera interés. Este fue el 31 año que celebramos el Simposio en Punta del Este, de manera tal que este año el evento tuvo otro elemento importante para fortalecer los lazos con las comunidades locales que se reúnen cada año en la maravillosa ciudad en el extremo oriental de Uruguay. Es importante también mencionar la iniciativa nacida de la mente creativa de nuestro verdadero amigo Jim Shasha y su sincero apoyo y su cálida recepción, tanto de él como de su familia.

De hecho, este año comenzamos con un evento en el campo del arte en el que presentamos una gran variedad de creaciones de los principales artistas locales, seguimos con la tradicional cena del Shabat que nuestro amigo Jim Shasha organiza cada año tan generosamente.
Al día siguiente dimos a los participantes una presentación sorprendente en el campo de la neurociencia en la que participaron dos investigadores argentinos, el doctor Diego Golombek y la doctora María Roca, junto al profesor Eilon Vaadia, que es quien creó el Centro ELSC para la investigación del cerebro de la Universidad Hebrea. Juntos presentaron el tema del arte y la creatividad del cerebro, y para finalizar celebramos un evento bajo el nombre “Realidad Cambiante en América Latina y Medio Oriente”, en el que de parte de América Latina presentó mi amigo, el Embajador Emilio Cárdenas y yo.

No caben dudas de que este año los eventos fueron muy exitosos y es importante destacar que nuestros invitados llegaron de todos los países de América del Sur para también participar y apoyarnos.

-En el pasado usted se desempeñó como Embajador de Israel en varios países del mundo ¿Qué significa para usted hoy trabajar en la Universidad de Jerusalem? y ¿qué le aportó su anterior rol en su nuevo trabajo?
-Dediqué más de 40 años de mi vida al servicio exterior del país, tanto como Embajador en diferentes países del mundo, así como Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores, de manera tal que tuve acceso a todo país en el que tuvimos representante y otros en los que no.
Al finalizar mi carrera en el Ministerio de Relaciones Exteriores, la vida me dio un regalo increíble: estar al frente de la División de Relaciones Exteriores y Desarrollo de Recursos de la Universidad Hebrea, por lo que es un honor, porque soy egresado de esta gran institución y también porque durante toda mi vida profesional estuvo en mí la preocupación por avanzar en temas políticos, culturales, económicos y en otros campos.
Por sobre todas las cosas, siempre sostuve que la base de los éxitos en los temas que enumeré se basa principalmente en la educación.

Nosotros invertimos muchos recursos en educación en todos los niveles. Por eso para mí, trabajar en la universidad significa contribuir a la base de nuestro éxito. Esto es lo que me guió en su momento en mi función en el Ministerio de Relaciones Exteriores, y también por supuesto lo que me guía actualmente.

Fuente: ItonGadol

Febrero de 2019.