Calidad puede ser también inclusión

El gran problema es cómo medimos (la calidad), ya que las únicas formas que conocemos más objetivas de hacerlo es a través de exámenes que marcan logros académicos e internacionales, afirmó el profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Moshé Tatar.
Se refirió a la tecnología aplicada a la educación y cómo es una universidad dentro de una nación que está en guerra.

Continuar leyendo